La voz de Kamina

Archive for the ‘Opinión’ Category

Hace apenas unos días atrás, el senado de la república aprobó la iniciativa de ley para el registro nacional de teléfonos celulares, también conocida como la Ley Malova, por las iniciales del senador Mario López Valdez, principal impulsor de dicha ley. Según esto, las operadores telefonicas están obligadas a registrar a todos aquellos que tengan o contraten un teléfono celular tanto en la modalidad de prepago como a plazo de tiempo fijo. Dicha modificación a una fracción del artículo 64 de la Ley Federal de Telcomunicaciones, pretende ser una medida anti secuestro y anti extorsión y de entrada parece una iniciativa noble, pero, ¿De verdad nos beneficia a los ciudadanos? analicemos un poco la situación.

Primero. A hoy en día, cualquiera puede adquirir un teléfono en modo prepago sin papeleo alguno.

Este es una de las principales razones de la creación de dicha ley. Lo cual me parece no inaúdito, sino una simple estrategía comercial para vender que las empresas de telefonía celular han solapado por años. cuando en realidad, ES ALGO QUE DEBERÍA ESTAR REGULADO Y CONTROLADO de la misma forma que los contratos a plazo fijo.

Lo malo de la nueva ley, es que ahora uno tiene registrar no sólo su domicilio, sino entregar la huella digital

¿Por qué es malo esto? Simple. Las telefonías celulares, trabajan en su mayoría bajo el esquema de tercerización, miles de consecionarios a lo largo y ancho del país, registran a millones de usuarios cada día. Lo que implica que su huella dactilar quedará registrada en la base de datos de su consecionario. ahora pensemos un poco. Si el consecionario es algo deshonesto, ¿Quién le garantiza a usted que el mismo consecionario, o quizá alguno de sus empleados no pueda usar esa misma información para cometer un ilicito? Se da cuenta de la gran paradoja que esto representa. Generalmente suelo cuestionar a Telcel, pero ellos mismos han sido los primero en poner está gran debilidad de la ley del registro de celulares en evidencia.

Segundo. ¿Para qué hacer un registro, si las empresas de telefonía ya tienen información de sus clientes a plazo fijo? ¿No sería más rápido y seguro obligar a las telefonicas a regular sólo la situación de los prepagos sin la entrega desprotegida y forzada de nuestra identidad digital a terceros?

Tercero. La ley obliga de forma inmediata a las telefónicas a entregar toda la información que las dependencias de gobierno requieran, incluyendo llamadas teléfonicas, Mensajes de texto, estados de cuenta, mensajes de voz, etc. Lo cual suena maravillo para detener a un extorsionar, pero de nuevo surge la pregunta ¿Qué pasa si un político deshonesto necesita librarse de alguien? Una simple alusión a la ley de registro de celulares y listo, toda la información personal de quien quiera para poder hacer lo que le venga en gana.

Me parece que, nuestros diputados y senadores en lugar de ponerse a probar leyes a lo loco para cumplir su famosa meta de 100 días, necesitan rodearse de expertos en el área que les permitan con objetividad analizar la situación y cambiar mucho el esquema de está ley alevosa que atenta directamente contra la privacidad de los ciudadanos, ¿Por qué tenemos que pagar el plato roto nosotros siempre?

Anuncios

Desde hace algunos días, he venido siguiendo de cerca el caso genbeta/meneame/galli, en realidad no soy aficionado de este tipo de problemas, pero se viene poniendo interesante desde varios puntos de vista. Hoy, revisando el blog de meneame, he encontrado un enlace interesante. La pregunta es, ¿fue realmente WordPress una víctima indirecta de este embrollo que al parecer está dejando mostrar el lado negro de la comunidad latina en la web? Todo indicaría que si, sin embargo, no quiero emitir un juicio total a ese respecto dado que no conozco todos los datos.

Lo que si resulta interesante aquí, es la insistencia conque estos individuos que a según se dijo son un pequeño grupo de adolescentes de esos que juegan al “hacker” (y sobre los cuales wikipedia tiene una buena definición, Script Kiddie), todos conocemos de sobra los efectos de un troll en nuestros blogs, foros y sitios en general, y por supuesto que nadie desea un personaje de estos, pero según parece, eso no parece importarle a ellos. Y es que desde que el Internet es accesible a todo el que pueda pagarlo (o aprovecharse del vecino o la compañia de internet local) han aparecido tanto cosas buenas como malas. Pero estos niños van un poco más allá, basta con leer un poco del seguimiento que el propietrio de meneame hizo del asunto, dando incluso con lo que parecían datos fidedignos sobre la verdadera identidad de estos críminales, porque si señores, aquí y en china, dañar todo o parte de las telecomunicaciones de un país es un délito típificado en muchos países y en otros quizá empolvado y guardado en sus leyes. Basta también con leer los comentarios de estos individuos y de la tan mencionada entrevista a uno de ellos quien se jacta como si hubiera hecho algo grandioso, o de las amenazas que parecen redactadas por alguien con problemas mentales.

Según parece la famosa frase del que parece el principa perpetrador se cumplió cuando amenazó a Galli con el ya famoso “te vas a quedar sin blog”. No vengo a discutir si la actitud de meneame fue la correcta al publicar esos datos, es obvio que esto tenía que resolverse de una forma más privada, de manera que el buen Galli desaprovecho el factor sorpresa y de paso se creo un poquitín de publicidad negativa, lo curioso aquí es la impunidad con la que está gente actua, eso quiere decir que ahora cualquier hijo de vecino puede venir a amenazarme en mi blog sino le gusta o no le agrada lo que se dice en él, ¿pueden siquiera imaginárselo? Yo no, no quiero, no deseo y no lo permito. El cyberbulliying, el trollismo y sus variantes son cosas que toda la comunidad unida, no debemos permitir nunca que nos rebase.